La contaminación atmosférica en las ciudades es causante directa de un gran número de afecciones pulmonares, tales como EPOC y cáncer, además de infartos de corazón y cerebro (ictus). El transporte es en muchos casos la primera fuente de contaminantes atmosféricos, que incluyen no sólo CO2, sino los más tóxicos CO, óxidos de azufre y nitrógeno, partículas, ozono y COVs.

Una política de movilidad sostenible debe minimizar el uso individual del coche, y fomentar otras medidas, tales como andar, el transporte público, la bicicleta, y la movillidad eléctrica en sus distintas versiones.

Las Palmas de Gran Canaria cuenta con un sistema de transporte público de gran calidad, prueba de ello es el espectacular aumento de pasajeros que ha registrado en los últimos años. Actualmente se está desarrollando el Plan de Movilidad Sostenible, que aboga por el aumento de zonas peatonales, uso de bicicletas, y la implantación de la Metroguagua, un bus de alta capacidad de pasajeros.

A continuación podrán encontrar más información sobre movilidad sostenible en Las Palmas de Gran Canaria y en la isla de Gran Canaria.